Preguntas frecuentes

A continuación presentamos las dudas más frecuentes en torno a la donación de sangre. Si tiene consultas adicionales no dude en contactarse con nosotros.

La donación voluntaria constituye el factor fundamental para tener una provisión de sangre y hemocomponentes que abastezcan a toda la población.

Nuestra invitación está cursada. Acérquese a nuestro Centro Regional de Hemoterapia y done por el simple hecho de realizar una acción solidaria. No espere a que alguien conocido necesite su sangre, porque ante una emergencia la sangre debe estar disponible en el Banco, estudiada y lista para ser transfundida. Recuerde que si usted dona hoy, su sangre estará disponible recién pasadas las 24-48 hs., una vez completados todos los estudios.

Su donación puede salvar más de una vida ¿Necesita mejor justificación?

Previo a la donación será sometido a un examen clínico y de laboratorio en el que el médico lo evaluará para ver si se encuentra apto, teniendo en cuenta siempre lo mejor para su salud.

Su servicio de medicina prepaga se asegurará de que la sangre que usted necesite esté en condiciones de ser transfundida según la normativa vigente, pero no le puede proveer donante. El Banco de Sangre depende de la gente de buena voluntad que, siendo sana, da parte de su sangre para otras personas que lo necesitan. De la misma manera en que si usted o su familia lo necesitan, recibirá la sangre de otros. La sangre no se compra ni se vende.

Sólo se le extraerá una unidad de sangre si el médico evaluador considera que está apto para hacerlo. Se le realizarán una serie de estudios conjuntamente con una anamnesis para ver si cumple con las condiciones para la donación y, en caso contrario, se lo orientará para que usted informe a su médico de cabecera las razones por las que no se realizó la extracción.

Si su grupo sanguíneo es muy frecuente también es muy común para la mayoría de la población, por lo tanto es la sangre que más se necesita.

Las bolsas de extracción son estériles y todo el procedimiento se realiza bajo estrictas normas de asepsia. Usted puede donar sangre en cualquier banco, desde el más pequeño al más grande y en ninguno se podrá contagiar alguna enfermedad.

Para ser aceptado como donante deberá pesar al menos 50 k. usted pasará por la balanza antes de ser considerado apto.

El intervalo de edades para la donación se encuentra entre 18 y 65 años. Con autorización de sus padres o tutores se podrá donar a los 17 años. Si siempre donó sangre y se encuentra en condiciones saludables, el médico que lo evalúe podrá determinar si puede donar después de los 65 años.

Los hombres pueden donar hasta cuatro veces por año y las mujeres hasta tres veces por año, así que podrá hacerlo si los estudios previos lo dan como apto.

Hemos ampliado nuestros horarios y sitios de atención, incluyendo los sábados para adecuarnos a sus necesidades.

Toda donación es necesaria. Cada vez tenemos que diferir a más donantes por haber tenido cirugías, tatuajes, piercings, procedimientos invasivos, partos, cesáreas, etc. en los últimos meses, con lo cual se achica cada vez más el número de personas aptas para donar. Acérquese o consulte telefónicamente cualquier duda.

¡El Centro Regional de Hemoterapia de la Fundación Swiss Medical le da la Bienvenida! Venga cuando quiera realizar una acción altruista. Lo esperamos en Catamarca 1242, Ciudad de Buenos Aires, o en nuestra posta de donantes Pueyrredón: Av. Pueyrredón 1451, Ciudad de Buenos Aires.

La sangre no se compra ni se vende. Existe un intercambio no oneroso entre los distintos bancos, públicos y privados, para utilizar mejor los recursos, para que no se venzan unidades y que no haya que descartar un recurso tan valioso.

Se lo evaluará con una encuesta para descartar enfermedades transmisibles por transfusión y además se realizarán todos los estudios necesarios para determinar si su sangre está en condiciones de ser transfundida. Si hubiera algún problema, de inmediato será notificado en forma personal y confidencial.

Por esa razón se está trabajando fuertemente en revertir la donación de reposición (aquellos donantes que se pedían a pacientes o familiares antes de una cirugía) por donantes voluntarios y de repetición, que donan como un bien para la comunidad, sabiendo que otros donarán para él o su familia cuando lo necesite.

Si alguien de su familia necesita la sangre con urgencia, su donación llegará tarde. Ese familiar necesita contar con sangre lista y disponible ante la emergencia.